Educación

Te entregamos algunos consejos para ayudar a los padres y apoderados a enfrentar y apoyar a niños, niñas y adolescentes durante este nuevo año escolar.

Cuidemos la Infancia

Vuelta a clases con confianza y seguridad

¿Hay nervios por el primer día de clases? Anímalos y ayúdalos a sentirse seguros y confiados en que este nuevo año escolar.

Cuidemos la Infancia

Arma una Rutina

Es importante establecer una rutina ordenada en la vida de los niños, niñas y adolescentes.  Ayúdalos a acostumbrarse a un horario regular de sueño y establecer un horario fijo para sus actividades diarias, incluyendo tiempo de estudio y tiempo libre.  

Cuidemos la Infancia

Entrega apoyo emocional para la vuelta a clases

Un nuevo año escolar puede ser estresante para los niños. Acompáñalos con apoyo emocional, conoce y conversa sobre sus preocupaciones y alegrías en esta nueva etapa. Anímalos a superarse siempre.  

Cuidemos la Infancia

Infórmate y apoya

Como madre, padre y apoderado, mantente en contacto con los profesores, infórmate sobre el progreso académico y las necesidades individuales de cada niño, niña o adolescente. Además, asegúrate de estar al tanto de los eventos escolares importantes, ya que esto también fortalecerá la relación entre tú y tus hijos. www.cuidemoslainfancia.cl 

earth.png

¡Créale su espacio!

Crear un espacio de estudio tranquilo y bien iluminado en tu hogar para que los niños, niñas y adolescentes puedan concentrarse y realizar sus tareas escolares. Asegúrate de que el espacio de estudio esté libre de distracciones y sea cómodo para tu hijo. 

Promueve un estilo de vida saludable

Promueve un estilo de vida saludable en la casa. Asegúrate de que tu  hijo o hija, tenga una dieta saludable y equilibrada, que haga ejercicio regularmente y tenga suficiente tiempo para relajarse y descansar. 

Cuidemos la Infancia

Abuso Infantil y el Mundo Digital

Un aspecto muy importante del cuidado y de la prevención de abusos infantiles está relacionado con el uso de tecnologías e internet. El progreso tiene muchos aspectos positivos e internet es una herramienta que, bien usada, puede ser un gran apoyo para aprender, crear, desarrollar talentos, fortalecer actividades escolares, y vínculos entre niños también, etc. Pero asimismo tiene desventajas y riesgos.

Muchos de nosotros hemos conocido casos relacionados con la exposición temprana a internet y el acceso accidental de los más pequeños a contenidos inapropiados para su edad –violencias, pornografía, inclusive imágenes o videos de menores siendo abusados sexualmente, transmitidas en internet- y que pueden impactar seriamente el desarrollo infantil. Continuamente sabemos de experiencias de acoso, agresiones o cyberbullying sufridas por niños y adolescentes vía redes sociales, algunas, con desenlaces terribles.

No es fácil como adultos responsables estar en todo, y el mundo digital puede percibirse abrumador, pero en colaboración con la escuela, otras familias, podemos cuidar mejor. Dejar solos a los niños y niñas frente a este desafío, aunque suene muy duro, podría incluso entenderse como una forma de negligencia que puede causar gran daño.

Cada día la tecnología avanza a pasos agigantados, y aunque ya era parte de la escuela, con la irrupción de la pandemia de Covid y la educación online, el acceso al mundo digital ha mucho sido más rápido e intensivo para las nuevas generaciones. Los adultos sin ser expertos tecnológicos, podemos ser capaces de acompañar la experiencia de los niños lo mejor posible. Algunas recomendaciones básicas que quizás ya conocemos, pero que vale la pena recordar:

Esta información fue redactada por Vinka Jackson, psicóloga. Fundación Derecho al Tiempo.

earth.png

UNA PREGUNTA MUY FRECUENTE: ¿A qué edad pueden tener acceso nuestros hijos niños a internet, dispositivos como celulares o tablets, o a redes sociales, en suma, al mundo digital?

Hay criterios internacionales y en base a evidencia, que han compartido asociaciones médicas, de salud mental y de protección de la niñez, que recomiendan categóricamente cero tiempo de pantalla hasta los dos años por lo menos. Luego, veinte a treinta minutos (una vez al día, o dos, máximo) para niños hasta 5 años, pensando por ejemplo estimulación de aprendizajes, videos y juegos didácticos. Cada año se puede ir agregando un poco de tiempo, paso a paso, y de acuerdo a la etapa, personalidad, características y circunstancias únicas de cada niña y niño.

También hay expertos que recomiendan directamente evitar todo acceso a tecnologías (incluso la televisión) e internet hasta los seis años; otros hasta los 10, y personas como Bill Gates –fundador de Microsoft- que no permitieron a sus hijos tener celulares hasta los 14 años. Pero cada familia es única y distinta, y a veces por diversas necesidades o situaciones, la decisión que tomen puede ser antes de lo que se recomienda, y lo más importante ahí es conversar y establecer los límites de cómo lo van a hacer.